miércoles, 14 de agosto de 2013

Repaso (Venezuela 2-2 Bolivia)

1.       Verde, pero no como un campo de fútbol o como la camiseta de Bolivia, verde era la cancha en simulacro a una pizarra de esas que anteriormente eran ensuciadas con tizas. Un pizarrón, eso fue Pueblo Nuevo, en el cual se expusieron fortalezas y debilidades ya conocidas. Similares argumentos, más un par de novedades.
2.       Venezuela, como si hubiese levantado sus polvorientos libros de bachillerato, repasó uno a uno varios conceptos:

a.       Dinámica: Farías lo tiene claro, la movilidad sin balón es importante. Hubo alguna baja oscilación en el segundo tiempo, pero durante todo el cotejo se prohibió la quietud sin pelota.
b.      Amplitud: zona débil, zona fuerte; transición rápida en función a las necesidades o a las condiciones del rival. Para la ocasión, Alexander y Roberto se dedicaron a anchar la cancha. Laterales-extremos por momentos.
c.       Profundidad: decía Saúl Maldonado, “Dinámica y ritmo para poder tener amplitud y así conseguir profundidad”. Mientras Juan, Maestrico, Salo y Josef atacaban, normalmente, por dentro, Alexander y Rosales se mantenían estirando la cancha, a fin de ir abriendo huecos en la defensa rival.
d.      Ritmo: “Velocidad y fuerza en el pase”, esa es la definición. Pase fuerte, la pelota se soltaba rápido. La intención era darle fluidez al juego.
3.       Bolivia arranca defendiendo con línea de tres, esto facilita las escaladas de los laterales vinotintos, quienes, usualmente, en zona3 y 4 recibían a las espaldas de los volantes bolivianos. Los tres centrales visitantes debían ocuparse de la gran cantidad de jugadores locales quienes caían por dentro. Resultado: facilidades para encontrar profundidad.
4.       En nuestro país la inflación es una locura; por ende, todos nos hemos vuelto economistas improvisados, nuestra selección no es la excepción. Cuidar el balón fue una de las indicaciones, y resultaba plausible ver los continuos intentos por salir jugando sin rifar la pelota; en ese sentido, Dani Hernández estuvo muy activo pidiendo el balón. “Un pase atrás para dar dos hacia adelante”, dijo Xavi Hernández alguna vez. Igualmente, el aporte de Lucena, en el primer cuarto de cancha durante la faceta de ataque organizado, sigue siendo notable: le da el mejor destino posible al balón. Ritmo, amplitud, dinámica y hasta profundidad, resumidos en El Alumno Adelantado de la Clase.
5.       Cichero, al jugar tanto tiempo de lateral, aprendió a desempeñarse en zonas altas de la cancha; por consecuencia, jugando como central, durante el ataque organizado, al parase más adelante de la mitad de la cancha, recibir y pasar con criterio, se convierte en un activo ofensivo importante al momento de tener que retroceder el balón.
6.       Lo ideal siempre será tener a cada lateral jugando en su perfil. El derecho por la derecha, el izquierdo por la izquierda; sin embargo, en la búsqueda de profundidad del seleccionador nacional, se encuentra con un hándicap, y es que no hay en Venezuela un lateral zurdo con nivel de selección y que, además, ofrezca soluciones en ofensiva. De hecho, si me apuran, el único lateral zurdo apto para la selección es Cichero. Rosales, gracias a su buena formación técnica, resuelve bien y hasta cumple con los objetivos de amplitud y profundidad, el único inconveniente es el tema del perfil: al recibir con la derecha, jugando por la izquierda, por momentos requiere de un tiempo de más para resolver la jugada. No sé si dispondrá de ese lujoso tiempo de más contra rivales más exigentes.
7.       Las posesiones de Bolivia, en el primer tiempo, fueron de mucha calidad, esto ayudado por lo dividido que se encontraba Venezuela. Salo, Josef y por momentos Maestrico y Arango, quedaban en zonas altas de la cancha durante la transición ataque-defensa, esto le proporcionaba a los visitantes la posibilidad de desplazarse con facilidad hasta la zona 1 rival. Muchos riesgos por parte de Venezuela. Bolivia toca, se desmarca, juega y llega al arco; eso sí, al igual que a su rival, le cuesta la transición hacia la defensa.
8.       Muchos jugadores locales pisan el área visitante. Alexander y Rosales, como extremos, se dedican a centrarles o abrirles espacio a Arango, Salo, Josef, Maestrico y Ágnel, quien se suma al ataque reiteradamente; en algunas jugadas, estos cinco llegaron, al mismo tiempo, a ocupar el área rival.
9.       Arango no estaba al cien por ciento; aún así, el balón se esclarece cuando pasa por sus tacos. Genialidad y cordura al momento de distribuir. Es un gusto tener a Lucena y Arango cerca uno del otro.
10.   En el segundo tiempo, y con el marcador a favor, el partido experimentó un déjà vu: Bolivia transformó la línea de tres en línea de cinco, llamaron a todos a casa y cerraron el candado. Venezuela experimentó síntomas similares a los vividos frente a Uruguay, preocupa, eso sí, la misma falta de soluciones. Centros y más centros fueron, otra vez, el camino escogido, con la diferencia de que la defensa uruguaya, en su momento, se mostró mucho más prolija. Los visitantes no ocuparon bien los espacios en defensa organizada y más de una vez cayeron en la trampa del pase de la muerte: un venezolano llega a línea de fondo, la defensa lo acompaña, y luego realiza un pase hacia atrás en donde cae un nuevo venezolano para definir. Si bien, según la cátedra, el pase de la muerte es al punto penal, mediante un concepto similar fue que llegó el gol de Yohandry.
11.   En el segundo tiempo, la variante táctica más notoria fue la capacidad de romper, hacia su propio campo, de Aristiguieta, quien bajaba para que otros entraran; mediante ese movimiento logró, medianamente, abrirle espacio a sus compañeros.
12.   Conviene recordar que generar ocasiones de gol no es producto de cuantos delanteros estén en cancha. Los jugadores deben estar, llegar, generar y aprovechar el espacio; cada uno según su función. Cinco jugadores estando –u ocupando el espacio, estáticamente, dentro del área rival– puede ser una efectiva manera de alejarse del gol.

PD: los cuatro goles son unas joyas para los noticieros. El primero de Bolivia, inatajable; el segundo, si bien hay un error de marcaje en zona por parte de Venezuela, es una delicia de juego asociado y definición. El gol de Yohandry se vende solo: de volea tras un centro, sin dejarla caer. Josef, por su parte, un gol al estilo Kun Agüero, con quien además tiene muchas similitudes técnicas. Es de resaltar la evolución y madurez que ha experimentado este último desde su debut con la selección, sólo tendría que decir que me parece mayor su aporte cuando juega del medio a la banda o de la banda al medio, que cuando juega netamente por dentro.

11 comentarios:

  1. Lizandro, saludo el partido de hoy como un "ejercicio" previo a la vida que nos jugamos en la próxima doble jornada. Sin embargo, si de notas tenemos que hablar, estamos reprobados, reprobadísimos. Bolivia jugó plagada de suplentes, y aún así, llegó al minuto 80 ganando 1 a 2.

    Pero estemos claros: estos juegos no suman en puntos, pero sí en sensaciones, y las que hoy nos llevamos de Pueblo Nuevo no son nada buenas. Maestrico muy bajo en forma, Cichero pifiando como siempre, Vizcarrondo completamente varado, falto de reacción en el segundo gol boliviano (el primero nada pero nada que hacer, una joya) y Lucena comenzó bien pero se fue apagando. Robertico cumpliendo como siempre, pero lo verdaderamente preocupantes es que en la mediacancha hay poco. Del Tomás Rincón como versión 2.0 del "pájaro" Vera queda muy poco, y si Juancho no las engancha de tiro libre o desde donde sea, pues nuestro poder de fuego baja a menos de la mitad. Salomón voluntarioso pero errático (al igual que el Colorado) y Josef con nota sobresaliente, con un gol de crack.

    Tuve exactamente el mismo deja-vu tuyo en cuanto a ver cómo se reeditaba el centro "desde donde sea", con la diferencia de que las camisetas rivales eran verdes y no celestes. Honestamente, Lizandro -y con todo el respeto que se merece el Profe Farías- nuestro esquema está agotado. Sólo queda apelar a la épica, a la "machada", a los "huevos" para ganarnos los nueve puntos que quedan.

    Me tomé el trabajo de ver entre ayer y hoy los últimos juegos de Chile, y la selección de Sampaoli no es ni remotamente la misma de Borghi. Ese tipo rehizo a la "roja", y en este momento de sólo pensar que vamos a enfrentar a Isla, Pizarro, Vidal (el mejor jugador de la Juventus), Vargas, Alexis Sánchez y Marcelo Díaz, entre otros, creo que la vamos a pasar muy mal en Santiago. A defendernos a lo Mourinho y ligar que la diosa fortuna nos permita sumar de a tres.

    Esto es lo que hay...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdadero análisis Objetivo y Crítico a la vez,Sr. Claudio, Yo pienso que el esquema Farias es predecible e intermitente, últimamente se acuerda que se debe tocar más pero lo que siempre observo es la falta de efectividad de cara al arco, Salomón falla demasiado, no gira con propiedad y no sólo de fuerza bruta se resuelven los juegos, igual veo con preocupación que Arango no está a mejor nivel y hasta sus tiros libres fueron muy pobres para la calidad que ya conocemos, Alexander fue el mejor de la cancha y tiene más de 100% en caracter al irse de ofensiva, mucho criterio y calidad técnica. Martínez va a seguir haciendo goles miestras tenga ritmo, Rincón ha perdido astucia y resolución, cada vez es más tosco y da faltas brutales. Parece que se pasa de revoluciones y ha perdido anticipación. Lucena siempre bien ubicado. El problema es que vuelven a aparecer errores infantiles, como en el segundo tanto boliviano, Si Bolivia "a medias" nos dió un repaso, imagine que podrá pasar en los tres juegos que quedan si no se levanta la actitud guerrera de aquella Copa América en Argentina, ese impetú murió con el tiempo, ojala reviva para lo que nos queda y se logren los 9 puntos, si no es así, otra vez "fuera del Mundial" Mismas sensaciones, amigo claudio, igual Impotencia. Los 90 minutos de juego deben ser enfocados, tanto jugadores como cuerpo técnico deben entender eso y no bajar los brazos.Porque jamás se ganá una carrera sin llegar a la meta, y la meta es es pítido final. El día que de principio a fin se mantenga el enfoque total se tendrá un alto porcentaje de probabilidad de éxito.

      Eliminar
    2. Bueno, un gran saludo a ambos: Claudio y Sergio.

      Si me permiten, me parece que tampoco se debe ser tan pesimista; quiero decir, entiendo perfectamente el hecho de que Bolivia jugó mermada y, a su vez, hizo debutar a muchos jugadores; igualmente, si el análisis se basa en el rendimiento individual de cada venezolano -como por momentos señalaron en sus comentarios- hay que entender algo, y es que salvo Arango -cuyos inconvenientes me parecen eran físicos- las diferentes oscilaciones de rendimiento en los jugadores eran, muy probablemente, por falta de competencia. Alexander y Josef se vieron muy en forma, Salomón tampoco estuvo mal, y esto es, obviamente, porque son los tres jugadores con más partidos jugados en esta nueva temporada; el resto, si a caso, llegaba a dos partidos de competencia; por consiguiente, conviene recordar que el futbolista llega a tope de rendimiento al encontrarse mucho más expuesto a la alta competencia. De aquí al partido frente a Chile (6 de septiembre) cada jugador tendrá entre dos y cuatro partido más, lo que ayudará a ver la mejor versión de cada uno.

      Lo más preocupante, desde mi punto de vista, es como, a veces, parecen faltar soluciones para los mismos problemas. Un descuido en marca, como en el segundo gol de Bolivia, siempre le va a pasar a cualquier equipo del mundo si defiende tanto tiempo en zona 1, la cuestión está, ¿por qué no defender más arriba?

      De ahí en más, invito a la calma; faltan tres semanas para el partido frente a Chile, de aquí allá las variantes tácticas pertinentes, espero, sean estudiadas; es un buen aliciente el que, por ejemplo, para el partido de anoche, el cuidado del balón haya sido prioridad. Ver a toda la línea de fondo, y al propio portero, tan voluntariosa para pedir el balón y resistirse al pelotazo es sinónimo de que al menos se ha pensado en otra cosa.

      En cuanto al rendimiento de los jugadores, les vuelvo a pedir calma, la suma de partidos los hará llegar en mejor forma de la mostrada anoche.

      A tener fe contra Chiles.

      Gracias a ambos por opinar. Un abrazo.

      Eliminar
    3. Sabes amigo Lizandro que admiro tu verbo y tu sapiencia en la materia, de ti he aprendido mucho sobre el fútbol, lo que pasa es que me desespera ver como se pierden las oportunidades de gol y como se desconcentra de rápido el equipo, muy buen punto a rescatar: "el toque", pero al toque le falta profundidad y la defensa debe anticiparse más como lo haría Amorebieta, la cosa va más allá, yo veo falta de ánimo en unos y aceleración incoherente en otros, pareciera que se jugara a dos velocidades, no sé si me explico, pero más allá de la forma física creo que falta actitud, creer que se puede, el ataque en bloque como se hizo en parte ayer sería más efectivo con una defensa adelantada, que muerda más, que incomode. Nunca existe el plan B, ese cambio de esquema equilibrado y con resultado directo, eso es angustiante, las variantes no fueron acertadas, el exceso de delanteros y la falta de enganche y director de orquesta en el medio faltó pase gol y movilidad, hasta se estorbarón Salo y El Colorado, de hecho el segundo dió una movilidad inesperada y mostró buen trato del balón. PERO EN GENERAL NO SOY NEGATIVO SINO REALISTA, o mejoramos y convencemos los 90 minutos con un enfoque total y definimos hasta la red, o las tachaduras tontas en defensa nos dejarán con un casi se logró en los labios y un amargo VINOTINTO NADA ALENTADOR. Tenemos jugadores que tratan bien el balón pero el planteamiento super defensivo y conservador de Farías hace que se pierdan las virtudes mientras se desarrolla el juego, a la hora de atacar falta autoridad y fluidez, ese es un punto débil que por ráfagas aparece y nos roba los puntos. Disculpa si soy extremista, pero a veces veo esas carencias y me da impotencia.

      Eliminar
    4. Muchos de tus argumentos son sólidos, Sergio. Por supuesto que entiendo tu impotencia. Desde este lado, el tuyo y el mío, lo más que podemos hacer es seguir expresándonos y esperando, con fe, que los cambios pertinentes lleguen a tiempo y que con ellos se pueda sumar en Santiago para así encarrilar una posible clasificación. Hay que creer, hoy más que nunca, hay que creer. Saludos, amigo.

      Eliminar
  2. Hola

    Para los que recuerdan los anteriores procesos, la situación actual es muy similar a los ciclos anteriores, Venezuela generalmente llegaba con opciones matemáticas reales de clasificar y tenía que sumar a juro para mantenerse con vida, lo único distinto es que nuestra posición era de los equipos que estaban abajo y buscaban meterse, no de estar arriba e ir bajando.

    Muchos de los jugadores que lo han vivido deben estar pasando por una terrible idea psicológica de revivir esos recuerdos amargos, siempre ha sido Chile o Paraguay los que nos han sacado de la competencia y en general ha sido por falta de actitud dentro del campo, al ver la meta demasiado grande nos amilanamos y caemos en los baches y no existe capacidad para salir de ellos.

    Sobre los jugadores, actualmente la mayoría no pasa por un buen momento, están/rán carentes de ritmo y así será cuando ocurra el partido contra Chile, eso es una realidad que vivirá la selección, sobre las características de los jugadores, ellos juegan a lo mismo que juegan en sus clubes, estilos de juego definidos acorde a la filosofía de cada entrenador, es por ello que vemos a un Rincon más agresivo y menos participativo en labores de ataque o a un Salomon que va más al choque y el empuje, porque así juegan en esos equipos, eso es una faceta que es muy difícil cambiar y más a estas alturas de competencia.

    Sobre los oficios de ataque, no hay estructuras o planteamientos definidos, eso es falta de entrenador y de los jugadores de ataque, es como dice Lisandro no se gana en ofensiva por tener más gente en ataque, de hecho si analizamos el partido con cuidado es posible ver que no hubo desmarques reales de los delanteros a lo largo del partido, esos movimientos que descuadran las defensas ocurren cuando un jugador hace una diagonal o corre a un espacio vacío, rompe la marca individual, un chico como Rondon que tiene envergadura generalmente tiene una marca personal en 3/4 de cancha, si hace diagonales siempre habrá un hueco que el equipo contrario deberá resolver.

    Cesar Gonzalez, es el típico jugador voluntarioso y que esta allí para conseguir faltas, pero no es el típico volante que encara y se mete verticalmente al área, siempre estará en el borde o en una banda buscando una falta o para dar un pase, Arango es similar es un pasador y los laterales rara vez entran al área, solo llegan al final de la banda y meten el centro, no es que el esquema se venció es que realmente fue así siempre mientras no se hagan diagonales para abrir espacios con hacernos defensas estáticas es suficiente para detenernos.

    El partido contra Chile muy seguramente será una rememoración de lo ocurrido aquí, porque Chile tiene el arma más mortífera contra nuestra defensa y es el ataque vertical por las bandas, aspecto ha sido siempre nuestro talón de aquiles y que no hemos sabido solventar.

    Ellos solo deben esperar la abertura y ansiedad que tendrá el grupo, saben que estamos presionados y que mentalmente estamos rotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El clima de ansiedad que se está gestando alrededor de la selección es evidente, y el mismo no promete más que crecer de aquí hasta el partido frente a Chile. Vendrán días de especulaciones y muchas interrogantes. Es de esos momentos especiales que tiene el fútbol. Para quienes estamos ajenos al cuerpo técnico de la selección, no nos queda más que creer y terne fe.

      Mil gracias por pasar, leer y opinar. Saludos.

      Eliminar
  3. Buen articulo. De acuerdo con casi todo.
    ¿Cómo definirías ataque organizado y defensa organizada, conceptos que usaste en el articulo?

    Otra cosa, ¿podrías ampliarme un poco por qué crees que a ambos equipos les cuesta la transición hacia la defensa?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la manera más sencilla posible: el ataque organizado, o posicional, es la manera de elaborar jugadas ofensivas mediante posesiones más o menos largas. Lo contrario es el contraataque, el cual pretende llegar al arco rival lo más rápido posible y surge, necesariamente, de forma inmediata en la transición defensa-ataque.

      Igualmente, la defensa organizada es el proceso mediante el cual se defiende un ataque organizado o posicional. Cada jugador se sitúa en el lugar correspondido para dar inicio a basculaciones que llevan como objetivo la recuperación del balón.

      Cuando explicó que a ambos les costó la transición ataque-defensa, es por motivos disimiles en cada conjunto. Venezuela, quizá pretendiendo pisar el área con mayor cantidad de jugadores, alargó mucho al equipo; entonces, tras producirse pérdidas de balón, a veces -y sobre todo en el primer tiempo- la línea de fondo podía encontrarse muy retrasada e, igualmente, los jugadores que anteriormente estaban atacando en vez de buscar una pronta recuperación (pressing) se veían obligados a recular. La pelota es más rápida que las piernas. Resultado: defensa descompensada, huecos demasiado grandes aún para Lucena.

      En el caso de Bolivia, la transición se dificultó por su poca presencia en las bandas en contra de la que tenía Venezuela. Al estar defendiendo con línea de tres, mientras estaban en ataque organizado, sus volantes de banda se situaban en zonas altas de la cancha, permitiendo que tras la pérdida algún venezolano recibiese a espaldas de los mismos, consiguiendo así progresar con suma facilidad.


      Gracias por pasar, leer y comentar.

      Saludos.

      Eliminar
  4. El peor analisis que he leido en este blog, lo unico rescatable es el caso de Robertico y el comentario acerca de los goles. Robertico debe volver a su banda, Cichero no es un central de seleccion y justo cuando lo estaba haciendo mejor como lateral, Farias lo mueve de posicion. Arango solo en la creacion siempre sera mas facil de anularlo, pues maestrico no es nada creador y debio ser ensayadi en algun momento en la primera linea de volantes. Alexander Gonzalez de be madurar mucho y entender que de nada sirve tanto esfuerzo y tanta garra sino pasa el balon porque la execelentes escapadas seguiran terminado en nada. Robertico deberia volver a su banda, y mucho mas aun contra un equipo veloz como el chileno, pues en esa banda Farias lo hara lucir muy mal porque ese segundo extra que necesitara para pasar con la zurda o darse el medio giro y centrar con su pierna natural no lo tendra. Me pregunto si alguna vez Farias hizo algun deporte de conjunto que no puede entender esa tribialidad. Desafortunadamente creo que el mundial se perdio en la convocatoria pasada, pues los referentes de la seleccion son Arango y Amorebieta muy por encima de cualquier otro y aunque esten falta de ritmos deben estar presentes. El juego contra bolivia se perdio primero por dejar a Amorebieta fuera de la convocatoria y luego por dejar a Andrez . en Venezuela porque ese gol boliviano de cabeza a tra vez de un corner jamas hubiera entrado con un amorebieta falta de ritmo presente en ese juego, jamas y tal vez tampoco con un Andres. presente en ese juego aunque sea para defender los tres puntos que teniamos en las manos. El juego contra Uruguay se perdio a nivel tecnico, al igual que se perdio el juego contra Paraguay en la pasada Copa America. Farias nunca fue la solucion, nunca debio estar en la seleccion, no tiene los meritos, ni la trayectoria y estamos pagando las consecuencias por tener un aprendiz en un puesto tan importante como lo es el ser tecnico de la seleccion nacional de mayores. Si el es un vinotinto real debio irse a las categorias inferiores a formarse como tal y no aprovecharse se la oportunidad para proyectarse como un salvador de nuestro futbol.os jugadores no tienen la culpa, el material para hacer el grado existe pero con buena harina no se hace buen pan, si solo se cuenta con un ayudante de panaderia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar, leer, comentar y opinar. Un saludo.

      Eliminar